La ciudadanía se caracteriza por ser política y se ejerce desde la escuela


Lilia Calmet, especialista en educación escolar, formó parte del bloque 2: Una mirada a nuestras formas de educar en ciudadanía: enfoques y aprendizaje. Calmet reflexionó y brindó aportes del concepto ciudadanía, con los docentes y alumnos asistentes al segundo día del XLVI Congreso Internacional Fe y Alegría que se realiza en Lima, Perú.

La especialista destacó que la ciudadanía puede ser entendida desde muchos aspectos y, también, se la vincula con formación comunitaria y participación política. Además, citó la importancia de la educación como parte del desarrollo de competencias ciudadana, en los más jóvenes.

“¿Es lo mismo generar empatía y ser buen ciudadano?”, cuestionó Calmet. En respuesta, mencionó que los ciudadanos se caracterizan por ser políticos, participantes  en espacios públicos.

Asimismo, la docente reflexionó acerca de la idea que relaciona derechos y deberes. “He escuchado en algunas escuelas mencionar que si no has hecho tus deberes has perdido tus derechos”, confesó Lilia Calmet. Ante el hecho, enfatizó: “En la escuela, creemos que como son chicos tienen algunos derechos y otros no”. Por ello, recalcó que educar reconociendo al otro genera un vínculo de amabilidad con los demás.

En el trabajo realizado por los alumnos, directores y docentes, Calmet notó que muchos analizaban las formas de generar valores. Sin embargo, subrayó que es necesario discutir los valores ya establecidos, los que se les transmite a los niños. “Así se podrá construir una sociedad mejor”, afirmó. Los educadores, mencionó Lilia, debemos ser claros acerca de los dilemas morales y tensiones, ya que no debemos entender los principios como absolutos.   Ejemplificó su crítica al mencionar que: “Los derechos son indivisibles. No es que me disguste el derecho a la identidad de género y sí me guste otro derecho”.

Calmet invitó a educadores y estudiantes a cuestionarse qué tanto se ejerce la ciudadanía en las aulas. “¿Cuánto espacio damos en las escuelas a disentir, a la discusión sobre los valores?”. La ciudadanía nos remite a actuar y la historia nos permite entendernos como sujetos, quienes construimos el futuro. Por ello, entendemos a la ciudadanía como participación, declaró Calmet.

Ante ello, un estudiante brasileño opinó: “Nosotros somos historia, memoria presente y futuro”. Asimismo, un joven español acotó que “La tarea principal es conocer que lo realizado ahora tiene una repercusión histórica en el futuro; por eso, es importante conocer la historia”.

El Congreso continuará este sábado 22 con dinámicas y espacios de trabajo para abordar la violencia, construir conceptos y promover una cultura de paz.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *